Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Los portones suelen tener muchos beneficios, tales como contribuir a la protección de las residencias, por igual que al resguardo de la privacidad de las personas que habitan en el lugar, considerando que estos se constituyen en murallas de contención que evitan el ingreso de cualquier extraño a las instancias respectivas.
Pero es por ello, que en muchas ocasiones, dada la multiplicidad de usos y de abusos que los portones pueden presentar múltiples inconvenientes, que ameriten una reparación adecuada.
Es por esta razón que hoy te hemos traído una serie de recomendaciones sobre cómo resolver los asuntos más comunes que se presentan respecto a los portones.
Problemas con los portones, tranquilo soluciones a la mano.
El principal inconveniente que en la mayoría de los casos presentan los portones, obedece a las cerraduras, dado que en muchas ocasiones estas comienzan a trabarse producto del uso, abuso o bien de los efectos dañinos que pueda producir el trascurrir del tiempo, todo esto contribuye a que se genere inconvenientes para poder ingresar la llave, para abrir la cerradura, e incluso para girarla.
Es por ello, que hoy te hemos dispuesto de una serie de soluciones que constituyen pequeños arreglos ante estas eventualidades, lo primero que debes considerar es el aseo de la cerradura, esto puedes hacerlo por medio de la manguera, de una paño suave sumergido en detergente o bien con el uso de una pequeña paleta de metal que te funja de espátula para retirar los sedimentos internos.
En todo caso después de que hayas realizado la limpieza, debes proceder a lubricarlas con la finalidad de estas se mantenga aseadas y sobre todo funcionales, para ello, puedes recurrir a los aceite tres en uno que cuentan con un dispositivo para los espacios de los cilindros, o bien puedes recurrir a las motas de algodón.
Cuando vas a lubricar, haciendo uso de estas, solo es necesario que tomes la mota lo suficientemente humedecida, y procedas a presionarla junto a la cerradura, por espacio de 20 a 30 segundos, con la finalidad de que puedas impregnarla por completo.
Con mucho cuidado, retira todo lo que se vierta en el exterior de la cerradura, acto seguido introduce la llave y veras como esta gira con facilidad.
Impedimentos para que el portón corra, esto se debe a que los rieles presentan en muchas ocasiones pequeños dobleces internos, para esto vas a necesitar de toda tu fuerza y sino de la colaboración de alguien para llevar todo el cuerpo del portón hacia atrás para que lo abras por completo.
A continuación, debes revisar de forma cautelosa todos y cada uno de los rieles donde observes dobleces, vas recurrir al martillo, y a un taco de madera que puedas colocar de forma intermedia.
Luego con mucho cuidado, procede a generar golpes certeros en las partes donde observes dobleces con la finalidad de que puedas enderezarlos, puede que necesites producir golpes por el lado del enfrente y el lado posterior del dobles, recuerda que vas a necesitar armarte de mucha paciencia, hasta que logres enderezarlo por completo.
La importancia de esto radica, en que debes siempre revisar los rieles ya que estos constituyen el puente por el cual debe pasar de forma constante el portón, todo con la finalidad de que el portón pueda correr perfectamente.
Además asegúrate de mantener en buen estado las arandelas, estas también suelen representar un gran inconveniente para los portones ya que tienden a desajustarse, pero solo es cuestión de que optes de apretarlas bien para que el peso del mismo no ocasione roces con la superficie, y por ende impida que el portón corra como debe ser.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies